Dirigiendo con Empatía

Dirigiendo con Empatía

Hace algún tiempo me preocupé por conocer los resultados de un estudio. Se evaluó a los adolescentes según el nivel de implicación que tenían con sus teléfonos móviles. Como era de esperar, fue muy alto para muchos de ellos. Miraban sus teléfonos todo el rato y se comunicaban con sus amigos por teléfono, al parecer, casi con preferencia a la interacción cara a cara. Se habían acostumbrado a discutir problemas, a veces de naturaleza bastante personal, utilizando abreviaturas y emojis crípticos e impersonales.

Imagen de mohamed Hassan en Pixabay

La psicóloga clínica y socióloga Sherry Turkle ha realizado una extensa investigación sobre el tema que compartió en su libro Reclaiming Conversation: The Power of Talk in a Digital Age (2015). En este, afirmó que los adolescentes han reducido su capacidad de empatía en un 40%, así como su capacidad para entablar una conversación profunda, y que los teléfonos celulares son los culpables.

A medida que los managers se esfuerzan por mejorar su éxito gerencial y nuevos miembros se unen a sus equipos. Enfrentarán un desafío relacionado con esos nuevos miembros.

De igual forma los gerentes inicialmente consientes modificarán su estilo de contacto con cada miembro para lograr la mejor cooperación y armonía. Uno a uno, sus interacciones deberían progresar bastante bien. 

contacto
Imagen de Werner Heiber en Pixabay 

Igualmente pueden surgir dificultades a medida que el gerente intenta formar equipos con sus nuevos miembros. Por lo tanto ahora tienen que interactuar entre sí en estrecha proximidad sin mucha experiencia. Sus habilidades empáticas poco desarrolladas pueden crear tensiones que el gerente no comprende. El malentendido de las razones de estas tensiones puede revelar a los miembros del equipo deficiencias en las habilidades del gerente que ponen en peligro tanto su éxito como el de ellos.

Si bien la mejora de la productividad es un objetivo natural en cualquier esfuerzo conjunto. Por lo tanto cualquier gerente debe reconocer la necesidad de brindar capacitación continua a los miembros del equipo. Debe disponerse de tiempo para ello y debe incluir tanto las habilidades ‘blandas’; como la mejora técnica o administrativa. Los seminarios de coaching son algo común hoy en día. Pero desarrollar la empatía es una tarea compleja y los gerentes deben encontrar varios enfoques que desarrollen la empatía e impresionen su importancia para todo el equipo. El gerente mejorará su efectividad dedicando tanto tiempo e interés en el tema como se espera de todo el equipo, y asegurándose de que el equipo sea testigo de esa dedicación.

Los gerentes educados en Lyskam aprenden la importancia de inspirar a otros. Se convierten en dinamizadores e impulsores y saben empoderar a las personas que los acompañan en el camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Contactanos

Nombre *

Email *

Telefono *

Mensaje *

Menú