La Esperanza Africana 

Lyskam acude el 17 de octubre a la Casa de Galicia, invitados por AEGAMA y el Instituto Choiseul, a la jornada sobre ‘Negocios en África’. Estuvo dirigida por Grace Obado, presidenta de la sección española de Africa 2.0, un –D-Think Tank– (en sus palabras, un ‘Think Tank que hace cosas’), una comunidad en red dedicada a la transformación de África, y profesora el Instituto de Empresa en Madrid.

África, contiene una superficie equivalente a los EE.UU. China, India, Japón y toda Europa, juntos. Se trata de un continente desconocido para el ciudadano y el capital occidentales. La forman 54 países, y en ella se hablan más de 2.000 idiomas.

Crecimiento

Estas cifras pueden no parecer significativas. Pero si observamos el crecimiento económico de África en las dos últimas décadas, descubriremos una curva con tendencia fuertemente alcista. En contra de lo que lo que pudiera pensarse, no es la agricultura el principal alimento de su economía sino los servicios y la industria.

El crecimiento económico Africano está empezando a sorprender al mundo. ¿Cuáles son los motores de este crecimiento?

  • Sin ningún lugar a dudas, el primero es la mejora en el acceso a la educación, y su incidencia en la mejora del liderazgo. En este sentido, por su falta de infraestructuras (simples postes de teléfono, escuelas y universidades), África ha saltado etapas recorridas en el resto del mundo, accediendo directamente vía Internet y teléfono móvil al conocimiento global. Grace comenta que la primera palabra inglesa que muchos estudiantes Africanos han aprendido ha sido ‘Google’. A este salto ahora si acompañan notables mejoras en infraestructuras, que no llegan aún a los estándares europeos, pero la tendencia indica que podrían hacerlo en un plazo de 10 años.
  • En segundo lugar, asistimos a una diversificación de la economía de algunos países (sobre todo Kenia, Sudáfrica, Botsuana y Costa de Marfil). También a un incremento de la inversión extranjera directa en los últimos 10 años. El consumo interno y la demanda de recursos naturales son buena causa de esta diversificación.
  • En tercer lugar, ¿conocen el factor Chino?. China, primer socio comercial de África, está presente en el continente desde hace decenios, e invierte en los últimos años en ella por motivos de propia supervivencia. Así se aseguran proveedores de materias primas, que atienden las demandas de la pujante clase media del país. A cambio, invierten y financian generosamente infraestructuras en las emergentes economías Africanas. En una palabra, el matrimonio de interés China-África es un hecho, aunque despierte admiración y críticas a partes iguales(1). La visión del gigante asiático, a diferencia de lo que ocurre con occidente, es una visión a largo plazo. No solo encierra motivos económicos, sino también ideológicos, políticos y de seguridad(2).

Perspectivas para los Negocios en África

Según la consultora Mckinsey Global Institute(3), en 2016, el crecimiento del PIB oscila entre un 1.9% de Sudáfrica hasta un 6.4% al este del continente. Se estima que en el año 2025 las oportunidades de negocio de África alcanzarán los 5,6 billones de. Existen 400 empresas africanas cuyos beneficios anuales superan los 1000 M€, aunque ninguna de ellas aparece en la lista Fortune 500. Pero por añadidura, las compañías africanas crecen más y son más beneficiosas que sus pares globales.

Un factor que ayuda a este fenómeno es el demográfico. La pujante juventud del continente muestra pirámides con una base poblacional ancha, sin competencia en el resto del planeta, principalmente América del norte y Europa.

Otros factores muestran el atractivo para los negocios en África por parte de la inversión extranjera:

  • Estabilidad política, sólo agravada por focos de violencia organizada puntuales (p.ej. Malí y Sudán).
  • Oportunidades para el siglo XXI en:
    • Educación, principalmente en Kenia y Sudáfrica
    • Grandes avances en digitalización
    • Mejoras en Sanidad: Drones ‘médicos’ en Ruanda
    • Comercio Electrónico en Nigeria
    • Banca Electrónica, Infraestructuras, e Industria
    • Agricultura: el 60% de la tierra cultivable mundial se encuentra en África
    • Consumo y Urbanización: se esperan 24 millones de personas moviéndose a las ciudades hasta 2045
    • Energético: renovables, soluciones off-grid, energía geotermal, déficit energético

Retos

Los retos para la inversión en el continente que se vislumbran en el horizonte son, de un lado, financieros. Los inversores que vayan allí han de cubrir previamente este apartado (las empresas y el gobierno Chinos son los que mejor han entendido este hecho). De otro lado, existen todavía problemas de seguridad jurídica que garanticen el éxito de la inversión. Y por último, han de eliminarse los últimos flecos de inestabilidad política allí donde aún existen.

Consecuencias

El crecimiento económico global se apoyará en los crecientes vínculos Africanos con la economía global. Este crecimiento está creando ya nuevas oportunidades de negocio que a menudo se pasan por alto por las grandes empresas globales.

La aceleración del crecimiento de África fue generalizada, con 27 de sus mayores 30 economías expandiéndose más rápidamente desde el año 2000. Hoy en día, la tasa de retorno de la inversión extranjera en África es más alta que en cualquier otra región en desarrollo. Por último, el aumento del consumo urbano africano también alimentará el crecimiento a largo plazo.

Epílogo

Las iniciativas, las alianzas eficaces, la apuesta por un liderazgo de vanguardia que apunta al desarrollo y el crecimiento de una sociedad son los puntales que Lyskam Executive Advisors se afana en liderar.

Como prueba de la pujanza Africana en su desarrollo tecnológico, progreso económico y confianza política, valga un simple botón de muestra: la población Nigeriana en 2001 era de 134 millones de habitantes. Entre todos, compartían medio millón de líneas telefónicas terrestres. Solo seis años más tarde, en 2007, se llegaron a contabilizar 30 millones de teléfonos móviles en el país. La empresa Finlandesa Nokia alcanzó en el año 2009 su cifra de ventas de 1000 millones de €, y afirmó que la penetración de la compañía en África fue el principal responsable de este hecho. Cuando vendió su terminal número 1000 millones un año después, fue fácil adivinar dónde había tenido lugar este evento: en Nigeria(4).

Negocios en África: Julio Lage, Grace Obado y Eduardo Olier


Referencias:

(1) China y África, un matrimonio con éxito, ElOrdenMundial en el siglo XXI, Oct-2012.

(2) CHINA EN AFRICA, Breve análisis de la estrategia china en el continente africano, Rafael Gomez-Jordana Moya, Director para África en Banco Santander.

(3) Lions on the move: The progress and potencial of African economies, ©McKinsey & Company, 2010.

(4) Abundance, The future is better than you think, Peter Diamandis & Steve Kotler, Free Press, Simon & Shuster Inc., 2014, pg. 22.

 

Descárgate gratis el eBook
'DECÁLOGO DE PRÁCTICAS DEL BUEN DIRECTIVO'

No compartimos tus datos con nadie