Lyskam EA asiste al Amazon Web Services Summit 2017 en Madrid, donde Amazon mostró sus servicios de computación en la nube, y cómo las empresas podemos beneficiarnos de ellos. Esta es una pequeña crónica de este concepto.

La Computación en la Nube

Lyskam EA: La Computación en la Nube. Pixabay

La Computación en la Nube. Pixabay

La computación en la nube trata de un nuevo modelo de negocio basado en la tecnología. Consiste en la utilización de una red de servidores en internet para almacenar y procesar información en lugar de utilizar servidores locales.

La nube es como una caja negra que administra el proveedor del servicio. Su localización no es determinante al estar constituida por servicios en red al que se accede a través  de un navegador.

Sea cual sea el tipo de datos que una empresa almacena y utiliza, la computación en la nube ofrece importantes ventajas competitivas. Facilidad de acceso, almacenaje y proceso son, gracias al estado de la tecnología, ventajas significativas que la nube ofrece. Otra de estas ventajas es evidentemente el coste, comparado con el valor de los servicios locales equivalentes. Otra es disponer de los recursos cuando se necesitan y pagar únicamente por los recursos consumidos.

Protagonistas

Algunos de los protagonistas de esta corriente innovadora en la computación son las empresas Amazon (Amazon Web Services), Cloudera, Google (Google Cloud), Microsoft (Azure), Hewlett Packard (HP Enterprise), Hortonworks, o incluso la empresa de telefonía móvil Huawey.

Amazon, quizás el alumno más aventajado, celebra en septiembre de 2017 en Madrid el Amazon Web Services (AWS) Summit. El evento se propone expandir estas y otras ventajas de la computación en la nube.

El beneficio final de la computación en la nube es la capacidad de aprovechar el nuevo modelo de negocio. Este modelo sugiere cómo convertir los gastos de infraestructura de capital en costos variables.

Ventajas de la Informática en la Nube

Lyskam EA: Ventajas de la Informática en la Nube. Pixabay

Ventajas de la Informática en la Nube. Pixabay

La principal ventaja de la computación en la nube es posiblemente el ahorro de costes en hardware y/o centros de datos. No se utilizan recursos hardware propios, sino los del propio servicio. Esto conlleva el consiguiente ahorro en contratación, instalación y mantenimiento. No es necesario operar con la infraestructura en la nube, que es responsabilidad de al empresa que da el servicio.

El consumo en la nube se concreta ‘a demanda’, por los recursos consumidos. Se beneficia de la economía de escala originada por un servicio implantado extensamente, que ahorra costes comparado con infraestructuras locales.

Los servicios en la nube son fácilmente escalables. Estos dependen de la demanda de la empresa, que alcanza picos de trabajo repentinos o descansa si dicha demanda baja. La reconfiguración de servicios suele ser rápida y transparente.

Por último, los centros de datos distribuidos por el planeta de estas empresas hacen que la latencia que permiten los servicios en la nube sea baja, con la mejora de rendimiento que esto consigue.

Tipos de Cloud Computing

Lyskam EA: Tipos de Computación en la Nube. Pixabay

Tipos de Computación en la Nube. Pixabay

Existen tres modelos principales de cloud computing.

Infraestructura como servicio (IaaS)

Ofrece almacenamiento básico y capacidades de cómputo como servicios estándar en la red. Servidores, sistemas de almacenamiento, conexiones, enrutadores, y otros sistemas se concentran para manejar cargas de trabajo específicas. Bien en forma de lotes (“batch”) o como servidores o almacenamiento variables durante las cargas pico. Quizás el mejor ejemplo comercial sea Amazon Web Services (con sus servicios EC2 y S3, de cómputo y almacenamiento).

Plataforma como servicio (PaaS)

Las Plataformas como servicio eliminan la necesidad de las compañías de administrar la infraestructura subyacente (hardware y sistemas operativos). Esto facilita centrarse en la implementación y la administración de las propias aplicaciones. También contribuye a mejorar su eficacia, pues no hay que gestionar los recursos, planificar la capacidad, mantener de software o aplicar parches.

Software como servicio (SaaS)

El Software como servicio proporciona un producto completo que el proveedor del servicio ejecuta y administra. En la mayoría de los casos se refieren a aplicaciones de usuario final. No hay que pensar en cómo se mantiene el servicio ni en cómo se administra la infraestructura subyacente. Solo hay preocuparse de cómo utilizar el software concreto. Ejemplos de SaaS son la suite de Google Gsuite, Office 365  de Microsoft o iWork junto con iCloud, de Apple. El uso de servicios, dentro del concepto SaaS es el que mejor rendimiento está sacando al concepto de cloud computing, sobre todo en cuestiones de precio.

Mitos sobre la Nube

Lyskam EA: mitos de la Computación en la Nube. Pixabay

Los mitos de la Computación en la Nube. Pixabay

  1. Al mover los datos a la nube, la empresa pierde el control de la tecnología.

Mantener los datos de manera local es más seguro que mantenerlos en la nube. El paso a la nube implica una reducción significativa en el tareas de mantenimiento del hardware y de las actualizaciones de software.

  1. Los datos de manera local están más seguros que mantenerlos en la nube.

Mark Anderson, fundador del INVNT/IP Global Consortium afirma: “Cada vez es más evidente que sus sistemas locales no son propiamente más seguros que en la nube”. ¿Quién no ha sufrido virus, invasiones, pérdida de datos y un sinfín de otros percances en sus sistemas de TI?.

  1. Hay que hacer un tránsito a la nube de una sola vez; es un escenario de todo o nada.

El paso a la nube no es un proceso que tenga que suceder de la noche a la mañana. Puede efectuarse el tránsito a un ritmo personalizado o usar un enfoque híbrido. En este, se mueve solo una carga de trabajo, como el correo electrónico, aumentando el paso desde ese punto de forma progresiva y planificada.

  1. La migración a la nube es demasiado compleja para mi empresa.

Mover datos a la nube puede suponer un desafío ­­­­tanto para los departamentos de TI. Esto incluye operaciones algo técnicas como configurar firewalls, proxys, opciones de identidad, políticas de migración y fases para desarrollar las configuraciones híbridas.

  1. Espías corporativos, ladrones cibernéticos y las administraciones tendrán fácil acceso a mis datos si se encuentran en la nube.

Este es uno de los temores principales de la nube en muchas empresas, pero es infundado. El equipo de TI administra el acceso, configura los derechos y restricciones y proporciona opciones y acceso a la telefonía móvil. Además, la empresa sigue siendo el único propietario. Solo las personas o servicios autorizados pueden acceder a los datos y los controles de seguridad son exhaustivos.

Amazon Web Services

"Lyskam

Amazon lanzó Web Services (AWS) en 2006. Ofrece prestaciones de infraestructura clave a las empresas en forma de servicios web, ahora ampliamente conocidos como cloud computing.

La empresa propone a las empresas aprovechar la experiencia y las economías de escala de Amazon. Se accede a los recursos cuando los negocios los necesitan, ofreciendo resultados más rápidos y a un coste menor.

Hoy en día, AWS proporciona una plataforma de infraestructura de bajo costo, escalable y confiable en la nube. Con ella alimenta cientos de miles de negocios en 190 países de todo el mundo. Dispone de centros de datos en los Estados Unidos, Europa, Singapur y Japón.

Servicios de AWS

AWS ofrece un conjunto de productos globales basados en la nube. Incluyen aplicaciones de informática, almacenamiento, bases de datos, análisis, redes y móviles. También engloban herramientas para desarrolladores, de administración, IoT, seguridad y empresariales.

GuardarGuardar

Descárgate gratis el eBook
'DECÁLOGO DE PRÁCTICAS DEL BUEN DIRECTIVO'

No compartimos tus datos con nadie