Las  ganas de experimentar un cambio profundo es una sensación compartida por miles de personas deseosas y esperanzadas en que alguien les ayude a afrontar sus infortunios, a salir reforzados de ellos, a marcarse nuevos retos y a convertirse en personas optimistas, resueltas y con capacidad de ver las oportunidades que la vida nos ofrece.

Es ahí donde debe estar el coach. El coach que busca la verdad del otro, que se la comunica con entusiasmo flexible, sin violentar, promoviendo la libertad de las personas a las que se dirige, pues ellas están completas y llenas de recursos.

El coach es una persona con iniciativa, una persona que brilla pero no deslumbra, con autoridad pero sin mando, alguien que fomenta la vida de otras personas creando comunidad, humanismo y un futuro mejor.

En Lyskam nos sentimos orgullosos de poder acompañar desde el respeto y la confianza a otras personas en la búsqueda de las señales que nos desvelan el camino del coraje, de la honestidad, del impulso y la energía.

Lyskam entrena las capacidades, la mirada y la escucha propia del encuentro y del diálogo y pone siempre en valor la generosidad, la responsabilidad, la apertura, la fidelidad y cordialidad.

La meditación, la reflexión y el estudio forman parte de la práctica del coaching, son las palabras clave del engranaje de la ACCIÓN, la entrada a un mundo creador de nuevos mapas, nuevas orientaciones y nuevos destinos.

Todos nuestros esfuerzos van encaminados a que nada ni nadie nos desvíe de nuestro propósito, pues a veces podemos encontrarnos con personas que no sólo no nos ayudan o motivan, sino que frenan nuestros sueños y proyectos. Son expertos en minar nuestro entusiasmo y contagiarnos su desaliento pues nos perciben como posibles rivales aunque no sean más que víctimas de sus propios miedos e inseguridades. Procuraremos desligarnos de todo aquello que nos impida ser efectivos, de todo aquello que no sea una aportación constructiva para diseñar un futuro mejor.

Trataremos siempre de buscar la fuerza necesaria, la palabra adecuada que nos anime a buscar soluciones con valentía, salir de los bloqueos que surjan, e impulsar proyectos porque estos nos conducen al ENCUENTRO, a la generosidad y a la pasión por la vida.

 

 

Descárgate gratis el eBook
'DECÁLOGO DE PRÁCTICAS DEL BUEN DIRECTIVO'

No compartimos tus datos con nadie