Decía Oscar Wilde que peor que hablen mal de ti es que no hablen. Una sentencia que, durante años, ha inspirado a la aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair. Y parece que con magníficos resultados. ¿Qué tiene que ver esto con la unión Coaching y Redes Sociales en las empresas?

El Marketing de Empresa…

Lo habitual, según anotan la mayoría de manuales de marketing, es que las empresas intenten mejorar su notoriedad a través de la comunicación. El objetivo, es construir una reputación que, como fin último, les sirva para vender mejor sus servicios o sus productos.

Durante años, solo los grandes se dedicaban a la comunicación. Las empresas pequeñas, como mucho, invertían algo en publicidad. Pero hace tiempo que esa realidad ha cambiado. Y las culpables son, especialmente, las redes sociales.

Hoy en día, salvando las distancias, cualquier pyme puede utilizar los mismos recursos que, por ejemplo, Coca-Cola. La diferencia no será la plataforma en sí sino el equipo que hay detrás alimentándola y generando contenidos.

Las redes sociales se han convertido, por tanto, en una herramienta casi imprescindible en muchos campos empresariales. Las usamos para intentar captar la atención de nuestros potenciales clientes y para propagar, entre byte y byte, el nombre y las bondades de nuestra empresa. Incluso, como canal de atención al cliente.

Lo cierto es que no vale tirarse a la piscina. Debemos hacer un ejercicio previo de reflexión y tener claros e identificados, varios conceptos: identificar el perfil de nuestro público objetivo, decidir a través de qué plataformas vamos a comunicar y, lo más importante, saber el mensaje que queremos transmitir.

… y la unión Coaching y Redes Sociales

Todo ello forma parte de la estrategia del mundo del coaching, en este caso, en el ámbito del Manager de empresa. Sólo de esta forma avanzaremos de manera firme para poder cumplir nuestros propósitos. Ni mucho menos tendremos garantizado el éxito, pero sí podremos construir un mensaje con coherencia y aportando valor en nuestro campo profesional, lo cual es parte principal del cuerpo de doctrina del Coaching Empresarial que Lyskam predica. Volviendo a las citas, y parafraseando un pasaje del evangelio, no se nos ocurre mejor forma de terminar que diciendo: por sus palabras les conoceréis.

Todo esto caracteriza al lado bueno de las redes sociales: sus ventajas personales y empresariales. De otro lado, en el día a día, se va poniendo de manifiesto cierto ‘lado oscuro’ de las mismas, del que hablaremos en la próxima entrada de este blog. Os esperamos.

 

Descárgate gratis el eBook
'DECÁLOGO DE PRÁCTICAS DEL BUEN DIRECTIVO'

No compartimos tus datos con nadie