¿Existe necesidad del coaching?

El Coaching es una disciplina que cuenta con unas herramientas muy innovadoras para mejorar nuestras organizaciones, empresas, instituciones y personas. Aunque afloran muchas metodologías y especialidades, lo importante es dar con el lugar apropiado, lo que no siempre es fácil. De ahí la conveniencia de estudiar la necesidad del Coaching.

Esta disciplina es facilitadora para ayudar a las personas a resolver sus dificultades, y proporciona nuevos marcos de referencia para que podamos posicionarnos en posturas más constructivas y resolutivas que nos permitan ver con mayor facilidad las oportunidades que la vida nos ofrece.

¿Qué pretende el coaching?

El coaching reorienta las bases de la organización empresarial e institucional promoviendo la reeducación de trabajadores, mandos intermedios y directivos. Fomenta la participación horizontal, la conexión entre los trabajadores y hace hincapié en generar encuentros potenciadores entre ellos de manera que pueda haber intercambio de conocimientos, habilidades y experiencias.

Los directivos, el coaching y el liderazgo

Los directivos del siglo XXI son personas que corrigen sus actitudes negativas, que se preparan para afrontar la complejidad de los retos a conseguir. Son líderes que tendrán que desarrollar obligatoriamente la humildad y compasión, brillar pero no deslumbrar, son gerentes con autoridad pero sin mando, guardianes de los procesos. El coaching les ayuda a tener una actitud proactiva para mejorar sus resultados y a que lideren con inteligencia nuestras empresas para que sean más rentables, competitivas y humanas. También a desarrollar nuevas inteligencias pues busca pistas y senderos que nos lleven a la coherencia de poder combinar tecnología y emoción, dos elementos básicos que serán primordiales para poder aportar valor a una sociedad moderna, la sociedad del siglo XXI.

El coaching y los niveles de conciencia

El conocimiento de nuestra propia esencia, aprender a pensar, a manejar la calidad de información que recibimos, nos dará herramientas para desarrollar nuestras potencialidades. En el coaching es imprescindible desarrollar la compasión,

 

pues el amor que pongamos en cada cosa que hagamos es el único campo vibratorio que entrelazará todas las cosas y las encajará con maestría y precisión.

Es necesario si queremos avanzar, desarrollar niveles de conciencia superiores y saber que trabajando nuestra interioridad y poniéndonos al servicio de las personas que nos rodean abriremos las puertas de eso que los individuos llamamos éxito.

El coaching nos enseña a estar atentos a lo que sucede en cada momento, a escuchar lo que se dice y lo que no se dice, a deshacernos de todo aquello que nos limita, a posicionarnos en sincronía con la realidad que nos rodea y a llegar a donde queremos estar.

Conclusiones

El objetivo del coaching es relacionarnos con la pretensión reconociéndonos en quienes somos, cómo nos proyectamos y en nuestras acciones. Esta coherencia tridimensional es la que nos proporciona el sentido de nuestra existencia.

El coaching genera consciencia de la realidad que nos rodea y mediante asistencia conversacional, establece una conexión con la más pura esencia del ser humano en el que el cliente se responsabiliza de su aprendizaje y busca dónde quiere estar y cómo.

El coaching genera compromiso con la pretensión de los proyectos que uno hace suyos y ejecuta. Somos lo que desarrollamos. Si ponemos nuestras energías en desarrollar experiencias de tipo activo viviremos con más fuerza y confianza. Seremos jugadores y no espectadores pues no hay nada tan desastroso como vivir como un espectador apalancado y encerrado detrás de una trinchera.

Es importante que hagamos uso de esta disciplina tan gratificante porque nos invita a buscar experiencias ricas y poderosas. Las energías y esfuerzos de los individuos de una sociedad son como ladrillos que conforman la emoción, el sentir y la personalidad de esa sociedad y sólo podremos aportar valor si estas son positivas, honestas, profundas y activas.

 

Descárgate gratis el eBook
'DECÁLOGO DE PRÁCTICAS DEL BUEN DIRECTIVO'

No compartimos tus datos con nadie